jueves, 17 de enero de 2013

Día internacional de la caída de la venda de los ojos.

Era una canción, un sentimiento muy fuerte, una sonrisa a primera hora de la mañana acompañada del beso más dulce. Era lo más loco que había sentido en muchos años, vida, deseo y pasión. Era ternura, fuerza, silencio y tranquilidad. Era casi perfecto... Y resultó que eras mentira. 
Lo que más me duele no es haber perdido un amor. Lo que más me duele es haber perdido un amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario